Home
 

Links

Donaciones

 

Mi primer trío

Con mi marido más de una vez habíamos fantaseado con otra mujer en nuestra cama que jugara tanto conmigo como con él, una fantasía que me despertaba la atención pero a la que nunca me animaba y así se lo confesé a él. Un sábado, fuimos al cumpleaños de una amiga de él, la que debido a lo tarde que se hizo y que estábamos lejos nos hizo quedar a dormir. Cuando nos acostamos Gonzalo me preguntó su me gustaba su amiga, y dije que si. Él fue a tomar agua y se acostó, apagó la luz y solo quedó la claridad que entraba por la ventana. Gonzalo me besó y acarició un poco y luego se volvió sobre su lugar. Me llamó la atención ya que yo estaba en clima para más, cuando lentamente se abrió la puerta de nuestra habitación y apareció Marcela, desnuda, sólo con su bombacha puesta. No sabía qué hacer o decir, sólo atiné a mirar a Gonzalo que no dijo nada. Únicamente comenzó a acariciar mis senos mientras Marcela se acercaba a mí y se sentaba a mi lado, preguntándome si me gustaba. Yo no contesté. Marcela me tomó una mano y la puso sobre su pecho el que comencé a acariciar suave, casi por instinto pero con gusto. Marcela se fue inclinando y comenzamos a besarnos en la boca con muchas ganas, aunque si bien me gustaba no dejaba de agarrarle una mano a Gonzalo mientras él acariciaba a Marcela ya arriba mío por completa. Marcela me confesó al oído haberle dicho a Gonzalo varias veces que deseaba ese momento y a mí comenzaba a gustarme cada vez más. Abrí mis piernas y sentí el clítoris de ella contra el mío. Sentía mucho placer y así me dejé llevar. Fueron muchas emociones encontradas esa noche pero una experiencia hermosa que de vez en cuando volvemos a repetir, aunque yo ya con más experiencia.


Myriam

Webmaster   <>   Calista
 
©  Dale en el ARCO Juana™  Todos los derechos reservados