Home
 

Links

Donaciones

 
 
Salud Mental

En todos los grupos humanos hay algunas personas que sufren problemas de salud mental, y como en el conjunto de la población, algunas mujeres de la comunidad LGBT experimentan una variedad de enfermedades y problemas mentales. Algunas veces estos son serios y necesitan tratamientos especializados, pero en la mayoría de los casos los problemas se viven como parte de la rutina cotidiana y no les prestamos la suficiente atención hasta que nos sobrepasan.

Todas las personas viven situaciones de tensión, pérdidas de afectos, separaciones y otras que nos causan dolor y desgastan nuestra salud mental. Las mujeres además cargan con aquellas situaciones provenientes de las opresiones y discriminaciones de género en sus círculos amorosos y familiares y el ámbito social. Las mujeres lesbianas y bisexuales tiene una carga adicional, proveniente de la homofobia social, las dificultades para ser aceptadas por su familia y/o amig@s, el tener que vivir en algunos caos una doble vida. El temor a perder el trabajo o a recibir rechazo hacen que la tensión interna sea muy fuerte. Mucho mayor cuanto mayor sean los niveles de dificultad para salir del closet y ser reconocida y aceptada. En muchos casos será necesario buscar ayuda profesional, una terapeuta que ayude a procesar nuestros nudos internos. Para las mujeres de la comunidad LGTB, ésta no es una tarea fácil porque muchas de las personas que trabajan en terapia comparten con el conjunto prejuicios en torno a la homosexualidad, y si bien muchos ya han dejado de lado la idea de "enfermedad" a curar esto no ha abierto necesariamente su mirada frente a la diferencia. Por ello es fundamental antes de embarcarse de lleno en un proceso terapéutico poder tener claro cuál es la posición del/de la terapeuta frente a la homosexualidad. Que sea mujer sabemos que no garantiza nada e incluso puede que se sienta más amenazada. Si ella/él comienza a sugerir que la mayoría de explicaciones para lo que te sucede tienen que ver con tu lesbianismo, ponte en alerta, quizás sea mejor comenzar a buscar otra/o terapeuta.

Depresión

Todas las personas se ponen tristes algunas veces y algunas veces se tiene la sensación de que es peor que las veces anteriores. Algunas veces la gente se siente deprimida o triste por situaciones de mucha tensión en sus vidas, como la pérdida de alguien querido. Aún una cosa positiva puede hacer que una persona se sienta sobrecargada si la carga de estrés que conlleva es muy fuerte. Otra veces las personas se deprimen sin razones obvias.

Millones de personas homosexuales y heterosexuales, transgénero o no, tienen problemas emocionales o psicológicos de algún tipo durante períodos cortos en el transcurso de sus vidas. Aunque sabemos que la homosexualidad, bisexualidad o identidad transgénero no son enfermedades mentales, el estrés causado por los mensajes sociales negativos, la condena y la violencia pueden algunas veces ocasionar depresión y otras dificultades de orden emocional para las personas LBT.

¿Qué es una depresión clínica?

Es una dolencia que afecta la mente y el cuerpo. Puede ser una enfermedad bastante mas compleja que lo que mucha gente reconoce. La depresión puede causar significativos cambios químicos en el cerebro que pueden hacer difícil que una persona se sobreponga sin algún tipo de apoyo profesional o tratamiento.

La depresión no es lo mismo que sentirse triste, eso es parte normal de la vida. En la depresión clínica, las personas se sienten mal por períodos prolongados (semanas o meses). Las personas que están con depresión tienen dificultades para concentrarse. Algunas veces tienen problemas para dejar de lado pensamientos ansiosos y tristes, y algunas veces se sienten totalmente sin energía.

Las personas deprimidas pueden tener cambios significativos de peso, subir o bajar. También pueden tener dificultades para dormir, especialmente en la madrugada. Algunas personas deprimidas también duermen más de lo usual. Decrece el interés sexual. Sin tratamiento una depresión puede durar meses o años. Con tratamiento las personas manifiestan alivio significativo luego de 4-6 semanas de tratamiento.

Si te sientes deprimida, y has tenido esta sensación por más de un mes deberías considerar la posibilidad de buscar ayuda profesional de un/a médica, psiquiatra o terapeuta que tenga una actitud positiva frente a la homosexualidad.


Lessbos Chile
Webmaster   <>   Calista
 
©  Dale en el ARCO Juana™  Todos los derechos reservados