Home
 

Links

Donaciones

 
 
El 80% de los orgasmos femeninos tiene su origen en la masturbación
La mujer puede alcanzar el orgasmo en 4 minutos


El libro 'Un encuentro con el placer' denuncia el «secuestro social» que sufre esta práctica y que dificulta la madurez sexual de la mujer.

«Hasta el 80 por ciento de los orgasmos de las mujeres más activas sexualmente proceden de la masturbación», lo que convierte a esta práctica en la «principal fuente» de placer sexual entre el colectivo femenino y en el «método más eficaz» que tienen para llegar al clímax «durante toda su vida», según aseguró ayer el doctor Jesús Ramos, autor del libro Un encuentro con el placer, que se presentó ayer en Madrid.

Según este psiquiatra, quien ejerce además la sexología clínica desde hace dos décadas, hasta un 85 por ciento de las mujeres practica la masturbación, pese a que el «secuestro social» que sufre este hábito, unido a múltiples razones de carácter ético, religioso y moral, impide a gran parte de sus practicantes reconocerlo.

Si se toman en cuenta únicamente las mujeres orgásmicas, esta práctica se eleva a entre el 91 y el 92 por ciento, mientras que entre las anorgásmicas, entre el 40 y el 48 por ciento siguen masturbándose, frente al resto «que lo ha hecho alguna vez y descubrió así su incapacidad para alcanzar el clímax», explicó el doctor.

Así, los datos recogidos en el libro no dejan duda alguna sobre que la razón más frecuente para que una mujer se masturbe es la de llegar al orgasmo, «ninguna otra clase de actividad sexual consigue alcanzar tales probabilidades de éxito», señala el autor, también durante el coito (el 69 por ciento), y aliviar la excitación sexual que sienten en un momento dado (67 por ciento), seguido por un fracaso en propuestas sexuales realizadas a otras personas (un tercio).

Entre los motivos esgrimidos destacan también el alivio de las molestias o «facilitar la llegada del sueño aprovechando su poder ansiolítico».

En cuanto a la actividad mental mantenida durante la masturbación, Ramos afirma que ocho de cada diez mujeres piensan en el sujeto amado mientras la practican, una de cada cinco en alguna persona extraña y el 28% se imagina haciendo cosas que no harían jamás o fantasean con ser «forzadas» sexualmente (el 19%), mientras que un 18% evoca imágenes de prácticas sexuales en grupo y un 11% en actitudes homosexuales.

En opinión e Ramos, la sociedad quiere mantener la «espesa capa de silencio» que rodea este hábito porque «revela que la mujer tiene una sensualidad autónoma, propia y ajena al hombre y los fines reproductivos» y porque ocultándolo se esconden evidencias como que «el 42% de las mujeres se excita más rápida e intensamente que el promedio de los varones», que son «más rápidas en sus respuestas sexuales y pueden alcanzar el orgasmo en 4 minutos» y que les importan cuestiones como el tamaño del pene.


Telepolis
Webmaster   <>   Calista
 
©  Dale en el ARCO Juana™  Todos los derechos reservados